Es difícil resistirse al sabor de la tradición de un buen Pan de Muerto y de nuestro café traído de la sierra de Zongolica con leche bronca de nuestro rancho.

Pan de Muertos